Dicas rápidas Ver todos los tips
avaliações recomendadas
   
Selecione uma nota

El Cuartito tem um extremamente delicioso pizza.
A pizza eu recomendo comer é preenchido fugazeta é uuma melhores dias eu comi pizza.
Os preços são razoáveis ​​, e atenção não é o melhor, mas não o pior.
O melhor dos antigos salários pizeria estão tendo Argetino história e mundo do desporto.
Um lugar altamente recomendado para comer e tomar uma cerveja rica .
Compartilhar experiências reais é nosso objetivo. São filtradas resenhas spam, ofensivas, que não se refiram ao local ou que sejam/pareçam resultado de conflito de interesse.

via Windows Phone

Pizza saborosa com preço acessível. Uma fila na porta porém com rápido fluxo. Garçons falam nem o necessário direito. Não servem pratos e copos. O restaurante não aceita cartão de crédito. Leve moeda local. (pesos) Na época que fui a cotação estava Us$ 1,00 <> 14,00 pesos. (paralelo).

Si bien es una de las pizzerias clásicas de Buenos Aires, para mi, repito, *para mi*, esta sobrevaluda.
Es lamentablente mas un punto turisco para extranjeros que otra cosa.
La pizza obviamente no es mala, pero, teniendo en cuenta que siempre fue carísimo por lo que ofrecen, prefiero alguna de las otras clásicas, como Güerrin o las Cuartetas que,*para mi* es superior en pizzas y empanadas.

Honestamente no sé como comenzar a describir mi experiencia en este local....quizás porque, por más que intente encontrar las palabras que la definan, creo que la única manera de transmitir lo que significa estar ahí....... es estando!.
Este local, llamado el Cuartito, es una de las MEJORES pizzerías de Bs Aires, se ubica en el sector de Retiro , en Talcahuano 937, (esquina Paraguay), y se encuentra en funcionamiento desde el año 1934 !!!!
Habitualmente es un lugar que siempre está repleto, y la gente debe hacer fila para ingresar, afortunadamente llegué tempranooooo! y pude asegurar y elegir la mejor ubicación con aire acondicionado.
Dentro de la especialidad, además de las pizzas y fugazzetas, tienen empanadas, así es que elegir no es un problema. Mientras decidíamos que pedir ordenamos un trozo en el local, asi es que me senté y pedí una napolitana con una botella de la clásica Quilmes..... que les puedo decir....... SUBLIME! fueron segundos y minutos en que sentí que subí al máximo placer ... hacía mucho tiempo que no sentía tanta maravilla, fue como si una luz divina se posara sobre mí! jajajajajaja, fue tal la exquisitez! que una de las pizzas que habíamos pedido para llevar la tuvimos que comer ahí mismo! porque no se aguantaba!!! así es que le dimos el bajón a la de Pepperoni en el acto!, les encargo la sensación....creo que si van a Bs Aires, deben ir a este local! sin pensarlo! porque realmente el secreto está en la masa! EXTRAORDINARIA!!!! GLORIOSA!!!!
Lo entrete del local es que además es súper rústico! muy Bonaerense!, típico de ashá!!! Y la atención, de lujo!!!!! obviamente volveré!!!!!
Foto opinião do Daniela Cristi P sobre El Cuartito

Especialista em Pizzarias com 17 opiniões na categoria

Pizzeria como EL CUARTITO Y TANTAS OTRAS FORMAN LA BANDA DE LAS PIZZERIAS POR ANTIGUAS Y PRESTIGIOSAS DONDE AHORA HARE EL SIGUIENTE COMENTARIO DE SU HISTORIA: Aníbal “Pichuco” Troilo solía comer en el santuario, junto a dos o tres amigos, pizza de anchoa y whisky. Pero cuando comía con su mujer, Zita le cuidaba la salud y le ponía un vallado al placer etílico del Gordo. Entonces, los mozos le reservaban una copa generosa de whisky… ¡en el baño! Historias como ésta el santuario tiene de a decenas, e involucran a deportistas, artistas, jueces, médicos, poetas músicos, famosos de otra laya y anónimos sin tregua que han deambulado por sus mostradores y mesas en busca de ese pedacito de felicidad triangular, con muzzarella, salsa de tomate y recuerdos del Mediterráneo.
El santuario es “El Cuartito”, una de las pizzerías más tradicionales de Buenos Aires que este año cumple ochenta de vida generosa, enclavada en el corazón del Barrio Norte, al 900 de Talcahuano, en un punto de equilibrista entre Tribunales y el Colón, entre la mítica Avenida Corrientes y la otrora elegante avenida Santa Fe.
Ochenta años seguidos vendiendo pizzas son muchos años y muchas pizzas Quien los evoca en parte es su cara visible, Manuel Diz, un gallego de Pontevedra de 69 años, hijo de padre español y madre argentina, que llegó al país a los catorce y dio con el santuario como por casualidad: “Llegué aquí por un amigo, Domingo La Moza, que es el dueño de la Cantina Don Carlos. El me dijo que juntara unos pesos y entrara en la sociedad. Era un lugar muy chiquito y no me gustaba mucho, pero al final, agarré viaje. Y aquí estoy”.
Don Manuel lo simplifica todo. Años de pelea y de trabajo duro con un simple “y acá estoy”. Es una filosofía de vida.
El Cuartito fue, de verdad, un cuartito.

“Cuando llegamos acá –evoca Diz– esto era también muy chico. De aquí hasta allí (y señala con ambas manos el tamaño de una bandera). Allí había un restaurante viejo, allí una casa que vendía ropas, acá atrás vivía gente. Compramos todo con propiedad y, con los años, fuimos indemnizando a la gente y agrandando el local”.
Para entrar en la sociedad, Diz juntó allá por los años 70, dos millones de pesos (“que era una plata colorada así de grande…”) y, sin saber casi nada de pizzería, se metió en un negocio que era una incertidumbre: “Había un señor italiano que me enseñó más o menos a hacer la pizza y había un chico cordobés, que se llamaba Mario, que me eligió para enseñarme ”.

La pizza de El Cuartito fue, desde entonces, una especie de himno a la comida popular porteña, antes que el fast food cumpliera con su obra destructiva. La pizzería se agrandó y pegó el salto a la fama. “Yo creo que se hizo famosa por la buena mercadería, la buena atención y porque a la gente le gusta lo que hacemos.
Publicidad no hicimos nunca. Aquí estaba muy cerca “Caño 14” y los tangueros venían muy seguido: Troilo, Goyeneche, Edmundo Rivero
Las paredes de El Cuartito desbordan de fotos autografiadas, de camisetas que vistieron ídolos del fútbol, algunos de ellos todavía se acodan en el mostrador para darse el atracón tradicional, elixir de los dioses, de pizza y moscato. ¿Cuál es el secreto de la pizza, únicamente media masa, de el santuario? Será la harina, el agua, la sal. Diz se ríe. “No, hombre, eso es un engrudo. Usamos productos de primera calidad. La muzzarella es de primera, cara, pero la mejor. La salsa de tomate, también. No almacenamos, compramos por semana sesenta cajones de botellas de un litro ochocientos de salsa de tomate. Es la harina, es el agua, filtrada para sacarle un poquito de cloro, es la levadura, es un poco de azúcar, para que se dore de abajo y es…” Y aquí don Manuel suelta, en off, un dato que, quién sabe, es el gran secreto: una pena que deba ser respetado, pero será aplicado en las experiencias pizzeras amateurs. “¿Sabés cuál es el verdadero secreto? Que la masa tiene que ser como una novia, te tiene que gustar y tenés que acariciarla con cariño, con pasión. Si la hacés sin ganas o cansado, te sale mal”. Parece mentira, pero es así.

Por el cuartito que ya no es, se van ochocientas pizzas, entre el medio día y la noche, entre las doce, cuando se abren las puertas del santuario hasta las dos o tres Mmadrugada
Por el ochenta cumpleaños de El Cuartito alzan las copas los famosos que lo hicieron famoso y los rantes que intentan aún hoy calmar en sus mostradores la angustia de un amor mal entrazado, o celebrar sin escepticismos lo que creen que es un éxito.

Una de las clásicas pizzerías proteñas, no pasar aunque se una vez sería un desperdicio. Una pizza, una atención y un clima excelentes, ya sea sentado en una mesa o de parado. La modalidad de pie es una muy buena forma de acelerar las cosas; uno se acerca al mostrador, pide unas porciones de pizza, una bebida, paga ahí mismo y en unos pocos minutos ya está disfrutando de su comida, simple y tan clásico como "El Cuartito" en sí mismo.
El precio por persona, en promedio, no alcanza los 100 pesos, lo que lo hace bastante accesible.
Este lugar trasciende fronteras.
Ideal para degustar las mejores pizzas, no discrimina estatus social.
Es puro Buenos Aires, por su ambiente en el que se destacan, historias en imágenes.
Familia, amigos, en pareja o solo en la barra, nunca se siente unos solo, ya que hasta los mozos son amigables y atentos.
Sanchu
Exibindo 14 opiniões | Total de 101 opiniões
2 opiniões não são recomendadas
¿Conoces El Cuartito? ¡Escribe una opinión! ¡Da tu nota! Nota general
Mira las estrellas y después evalúa

Opinión
Para enviar fotos o rellena los campos adicionales, haz (no perderás lo que escribiste)

Baja gratis el app de el Kekanto Escoja su plataforma: