Dicas rápidas Ver todos los tips
Opinión destacada
Ubicado en la calle Gorriti 5143. Lo primero que te va a sorprender del lugar es la altura, ya que entre el piso y el techo podrían haber cabido dos restaurantes más. Pero ahí está la gracia: es como estar sentado en una catedral, con velas sobre las mesas cubiertas por fanales de acero cribado, sillas cuidadas y una ambientación muy moderna entre cortinados que penden del techo y el gran ventanal del fondo, que es como una pantalla natural sobre la calle Soria.
Para empezar las ostras con vingreta de echalotes ,principal ,cordero de Tierra del Fuego en dos cocciones , braseado de cuatro horas y sellado al grill, jugo de hierbas, cous cous y tomates asados-
excelente cartas de vinos
avaliações recomendadas
Ubicado en la calle Gorriti 5143. Lo primero que te va a sorprender del lugar es la altura, ya que entre el piso y el techo podrían haber cabido dos restaurantes más. Pero ahí está la gracia: es como estar sentado en una catedral, con velas sobre las mesas cubiertas por fanales de acero cribado, sillas cuidadas y una ambientación muy moderna entre cortinados que penden del techo y el gran ventanal del fondo, que es como una pantalla natural sobre la calle Soria.
Para empezar las ostras con vingreta de echalotes ,principal ,cordero de Tierra del Fuego en dos cocciones , braseado de cuatro horas y sellado al grill, jugo de hierbas, cous cous y tomates asados-
excelente cartas de vinos
Compartilhar experiências reais é nosso objetivo. São filtradas resenhas spam, ofensivas, que não se refiram ao local ou que sejam/pareçam resultado de conflito de interesse.

Crizia es uno de esos lugares que te encanta desde que entrás, super amplio, techos altos, decoración fresca y elegante, con una barra increíble y uno de los pocos oyster bars de Buenos Aires.. como puede no gustarte? :)

La comida es excelente y super recomendable tanto para un almuerzo como una cena. Es un lugar perfecto en Palermo para una reunión de negocios o para ir en pareja. Es bastante top asi que no caigas en converse!!

Precios elevados pero acorde a lo que ofrecen, si todavia no lo conocés no se que estás esperando! (sonó a publicidad, pero es en serio) :P
Foto opinião do Marina Ponzi sobre Crizia

Muy lindo lugar para comer muy bien y en un lindo ambiente.
El lugar tiene una recepción muy linda y,cuando pasas al salón,podés ver la cava de vinos que es toda vidriada y muy completa.
El salón es amplio de techos muy altos,con distancia prudencial entre las mesas....dos cosas muy interesantes del salón para tener en cuenta, a pesar de la altura de los techos, con la iluminación puntual han logrado dar la sensación de intimidad a cada mesa, y por otro lado el fondo del local está todo vidriado(da al pasaje Soria) así que no sentís que estás encerrado en un lugar.
La atención me pareció muy buena,mozos muy atentos y pendientes del cliente.
La panera,exquisita!!!
De entrada comimos ostras,muy ricas y ceviche de centolla con salsa de maracuyá que estaba exquisito!!!
Para el plato principal recomiendo el pez espada,viene preparado jugoso y muy sabroso.
Como siempre,no llegué al postre, pero con el café probé nos petit fours riquísimos.

Outro grande restaurante de Buenos Aires, com bom gosto e discrição em sua decoração trnsmite a sensação de aconchego e calma, um detalhe que gostei é o do balcão onde você pode fazer sua refeição sozinho, caso queira. O menu é variado com pratos bem apresentados e saborosos, tambem tem uma boa carta de drink´s, e de vinhos.

Fui hace muchos años y había comido muy bien. No sé por qué no volví antes. Finalmente el sábado pasado tuve la oportunidad y no lo dudé. Llegué, me senté en la barra mientras esperaba y tomé un pisco sour bien hecho. El ambiente y la iluminación son excelentes, con mesas separadas para poder conversar tranquilos y de manera reservada. La comida es variada y muy buena. De entrada, camembert con hongos salteados. Fantástico. El plato principal fue un abadejo empanado muy rico. La carta de vinos es completa, con ejemplares de varios países que van de los $ 75 a 5.200. Para destacar: la atención. Algo que valoro particularmente ya que es menos común de lo que debería. La gente de la recepción, la barra y los mozos se esmeran en el servicio, no como en otros lugares donde pareciera que te hacen un "favor". Recomiendo este lugar.

No conocía el lugar, me invitaron colegas estadounidenses que a su vez llegaron por recomendación del hotel. Tengo que reconocer que al principio fui un poco escéptica, pensando que en general los hoteles tiene arreglo con los restaurantes y desconfiando del buen paladar de mis compañeras. De hecho queríamos ir a la Cabrera y no conseguimos reservar. Por suerte!! En Crizia fui gratamente sorprendida. La comida me pareció muy buena, gustos bien diferentes, cosa que a veces es difícil encontrar. La atención también fue buena y el lugar muy lindo, amplio, poca luz, bueno para ir con amigos como para una cena más íntima! Eramos tres y compartimos dos entradas, dos platos y un postre, más que suficiente! Con lo cual altamente recomendado, si bien no es barato, lo vale, cosa que creo hoy también es difícil de encontrar... hay muchos lugares sobrevalorados!
Primera opinión del lugar

Foi o melhor restaurante da trip por Buenos Aires. É assim que eu resumo a fantástica experiência que tivemos no Crizia.

O mais incrível é que este lugar não estava na interminável lista de lugares que tinha programado para ir. Topei com ele caminhando por Palermo e quis o destino que a gente não conseguisse reserva em outro lugar.

Reservamos a última mesa da noite de sábado. Mas não teríamos problema nenhum de esperar na charmosa sala de espera do lugar.

O astral cosmopolita, o pé direito alto, o público descolado. Tudo contava a favor do Crizia. Cortinas separavam delicadamente algumas mesas.

A cozinha aberta permitia acompanhar o chef de lá pra cá.

Cada casal pediu uma entrada para dividir. Mari e Cambará pediram uma provoleta de cabra con oliva de hierbas, cebollas asadas, tomates marinados y albahaca.

Sâmia e eu ousamos um pouco mais com um Tapeo de Mar. Entrada incrível que mal cabia na foto. Então vamos explicar ela por partes.

Começava com langostinos naturales e endívias com salmón ahumado com cream cheese e alcaparras.
No meio do prato, ostras al champagne.

E pra fechar com chave de ouro, ceviche de centolla e guacamole. Mudou meu conceito de ceviche.
A esta altura do campeonato já tínhamos tomado uma e íamos para a segunda botella de Escorihuela Gascon Extra Brut. O rótulo enrugado do gelo não condiz com o ótimo conteúdo da garrafa. Nem vou falar de custo benefício dos vinhos de lá.

Hora dos pratos principais. Ou melhor, hora do show. No começo eu não levei fé no nhoque de queijo e ricota gratinados com brie. Os pedaços suntuosos de queijo entre os nhoques fizeram eu me render.
A Sâmia foi de Abadejo gratinado con lagostinos a la plancha, espinacas frescas salteadas y papas pequeñas.

Cambará pediu um risoto de langostinos y mascarpone. Um risoto com pedigree, digamos assim.
Eu esperei todo mundo decidir o prato para escolher o meu. Experimentei o Cordero Patagónico en cocción lenta, jugo de hierbas, cous cous y tomate provenzal. Uau! Uau! Uau! O mais impressionante é que todos os pratos da mesa estavam num nível tão alto que qualquer um trocaria o seu sem problemas.
Como assim que ninguém vai comer sobremesa? Eu vou! Pedi um Italian Mascarpone, que era um helado de mascarpone con frutos rojos, sablee crocante de chocolate y frutillas. Piranderson! Loucura total! Toda a mesa se atirou nela.

Cerca de 90 reais por pessoa foi o que cada um gostou no total. Sim 90 reais pra tudo isso, pra comer e beber muito bem, pra Buenos Aires. O lugar é demais e ponto!
¿Conoces Crizia? ¡Escribe una opinión! ¡Da tu nota! Nota general
Mira las estrellas y después evalúa

Opinión
Para enviar fotos o rellena los campos adicionales, haz (no perderás lo que escribiste)