Dicas rápidas Ver todos los tips
Opinión destacada

Ubicado en el quinto piso de la Casa de Suecia en la calle Tacuarí 147.el lugar es muy lindo, alegre y lleno de luz. Representa perfectamente la idea nórdica de vivir los espacios. Simpleza, elegancia, practicidad, funcionalidad y comodidad acompañado de colores radiantes son los elementos que caracterizan la arquitectura sueca. Las mesas y sillas son comodísimas permitiendo conversaciones reservadas, Sus chefs Nancy y Martín se encargan de traer los platos a la mesa. Solo se sirven almuerzos, muy rica panera y comimos :platos tipicos suecos:unguiso de trigo blanco con hongos, carne cortada en cubos en salsa oscura y torta de mariscos con ensalada verde. De postre, helado de dulce de leche con nueces y baño de chocolate. Fantástico almuerzo!!!!
avaliações recomendadas

Ubicado en el quinto piso de la Casa de Suecia en la calle Tacuarí 147.el lugar es muy lindo, alegre y lleno de luz. Representa perfectamente la idea nórdica de vivir los espacios. Simpleza, elegancia, practicidad, funcionalidad y comodidad acompañado de colores radiantes son los elementos que caracterizan la arquitectura sueca. Las mesas y sillas son comodísimas permitiendo conversaciones reservadas, Sus chefs Nancy y Martín se encargan de traer los platos a la mesa. Solo se sirven almuerzos, muy rica panera y comimos :platos tipicos suecos:unguiso de trigo blanco con hongos, carne cortada en cubos en salsa oscura y torta de mariscos con ensalada verde. De postre, helado de dulce de leche con nueces y baño de chocolate. Fantástico almuerzo!!!!
Compartilhar experiências reais é nosso objetivo. São filtradas resenhas spam, ofensivas, que não se refiram ao local ou que sejam/pareçam resultado de conflito de interesse.
Primera opinión del lugar

Desde siempre en los recomendados de Alicia Delgado, no es un dato menor. Nos aventuramos en microcentro al quinto piso de un edificio que de afuera no dice absolutamente nada, y que es el Consulado de Suecia en nuestro país.

Cuando el ascensor abre sus puertas, es inusual la cantidad de luz que se percibe, al doblar levemente a la derecha, vemos el salón, super amplio, bañado de luz, con mesas grandes bien separadas entre si, música funcional, poca gente y de aspecto más que tranquilo. Lo que nos augura un almuerzo por demás plácido. La mantelería, parece estrenarse en el preciso instante en que uno llega, de tan impoluta, las camareras transmiten paz, todo está absolutamente en armonía.EL menú de mediodía, a $65, incluye una bebida un principal y un postre o café (que se ofrecerá descafeinada, fuerte o medio y llegará a la mesa acompañado de unos cuadritos de budín muy sabrosos).

Pedimos los 2 platos del día: tierna bondiola con cuadritos de zapallo y zócalo de papa, salpicado por hojas de rúcula baby y bife de chorizo (no nos preguntaron el punto de cocción... ERROR!) acompañado de una ensalada de hojas verdes muy crocantes y bastoncitos de remolacha y zanahoria. Para darnos el gusto nórdico, pedimos de entrada una degustación de lachas a $42 : un delicadísimo equilibrio de preparaciones en toda la gama de posibilidades, en ensaladita con manzana y remolacha, en almíbar, con salsa de eneldo... acompañado del pan de nuez y pasas, una maravilla. También ricas galletitas con semillitas de kümel.

Las entradas rondan los $35, los principales los $55 y los postres los $30. Hay smort.Una propuesta de mucha calidad y calidez.

Mi puntaje : 8
¿Conoces Club Sueco? ¡Escribe una opinión! ¡Da tu nota! Nota general
Mira las estrellas y después evalúa

Opinión
Para enviar fotos o rellena los campos adicionales, haz (no perderás lo que escribiste)