Caseros

nota 3.4 de 5 en 4 opiniones
| Ranking: 704º de 1618 | Restaurantes


Dicas rápidas Ver todos los tips
Opinión destacada
Una GRAN desiulución. La verdad es que fui a Caseros con muchas ganas de conocerlo, guiada por múltiples reseñas en revistas y páginas esperaba tener un grata velada y descubrir una joya.
Nada que ver. El lugar esta lindo, muy silencioso para mi estilo, y muy pelado, pero eso es cuestión de gustos.
Vamos a lo importante, que es la comida. Pedimos unos raviolones de salmón que estaban bien, pero hasta ahi, nada especial, y super escasos. También pedimos un solomillo con peras hinojos y queso azul y la verdad es que ni las peras ni el hinojo estaban correctamente cocinados y el solomilo no decía nada especial. La panera no existe, literalmente .- el mozo trae una rodaja de pan con pinza y la deja en el plato de pan, pero es de una escasez ridícula y además frío de heladera lo cual para mi es sacrilegio.
Como si fuera poco! Mi novio pidió un postre de naranja y chocolate que consistia de rodajas de naranjas en almibar y lonjas de chocolate amargo. Las naranjas estaban taaaan mal alvadas (eras cáscaras) que era imposible, repito, IMPOSIBLE de comer de la amargura que tenian. El segundo postre fue un flan de coco con crema. El flan era suuuper maciso y no tenia ningún sabor especial además de ser super pesado y la crema? Estaba TAN pasada, que tenia sabor a manteca!! A MANTECA!?!?! es una aberración a la crema!
La verdad me fui muy muy desilusionada, prácticamente ofendida, y cuando me trajeron la cuenta? estafada!
avaliações recomendadas
   
Selecione uma nota
Una GRAN desiulución. La verdad es que fui a Caseros con muchas ganas de conocerlo, guiada por múltiples reseñas en revistas y páginas esperaba tener un grata velada y descubrir una joya.
Nada que ver. El lugar esta lindo, muy silencioso para mi estilo, y muy pelado, pero eso es cuestión de gustos.
Vamos a lo importante, que es la comida. Pedimos unos raviolones de salmón que estaban bien, pero hasta ahi, nada especial, y super escasos. También pedimos un solomillo con peras hinojos y queso azul y la verdad es que ni las peras ni el hinojo estaban correctamente cocinados y el solomilo no decía nada especial. La panera no existe, literalmente .- el mozo trae una rodaja de pan con pinza y la deja en el plato de pan, pero es de una escasez ridícula y además frío de heladera lo cual para mi es sacrilegio.
Como si fuera poco! Mi novio pidió un postre de naranja y chocolate que consistia de rodajas de naranjas en almibar y lonjas de chocolate amargo. Las naranjas estaban taaaan mal alvadas (eras cáscaras) que era imposible, repito, IMPOSIBLE de comer de la amargura que tenian. El segundo postre fue un flan de coco con crema. El flan era suuuper maciso y no tenia ningún sabor especial además de ser super pesado y la crema? Estaba TAN pasada, que tenia sabor a manteca!! A MANTECA!?!?! es una aberración a la crema!
La verdad me fui muy muy desilusionada, prácticamente ofendida, y cuando me trajeron la cuenta? estafada!
Compartilhar experiências reais é nosso objetivo. São filtradas resenhas spam, ofensivas, que não se refiram ao local ou que sejam/pareçam resultado de conflito de interesse.

El boulevard Caseros, en su último tramo antes de chocar con la parte de atrás del Museo el Parque Lezama, ofrece una deliciosa postal de otro tiempo, como si el ritmo de vida de pronto fuera otro, como si volviéramos a tener tiempo para escuchar los pájaros y contemplar el pulmón verde que tenemos por delante, a solo unos pasos. De veredas anchas y rojas y ritmo provinciano, es una delicia, un oasis a metros del caos.

Este lugarcito amoroso, debe su nombre a la Avenida sobre la que se situa y al tipo de comida que ofrecen: platos caseros, bien de familia, en vajilla heredada de alguna abuela, un poquito cachada pero no por eso menos encantadora, los principales, se sirven en porcelana Verbano. El lugar está decorado con guiños a las cocinas de las abuelas, con vegetales a la vista, mesas y sillas blancas... en cada mesa una frutera, todo muy de entre casa, todo slow.

El servicio lo componen 2 camareras simpáticas y sonrientes, bastante atentas pero algo olvidadizas, entorpece el buen desempeño de las mismas, el hecho de tener que servir el pan de a 2 rebanadas a cada comensal en platito individual con una pinza... el pan es rico, se acaba rápido y la demanda nunca es satisfecha pro completo.La carta es corta, y está impresa en hojas sueltas q van llegando a la mesa, como enormes naipes. Entre francesa y caserisima, está sólidamente resuelta por cocineros con mucha experiencia (ex Mallman y Faena).

Al mediodía tienen una opción de entrada, principal, bebida y café por $62. Probamos: croquetas de arroz (en livianisima fritura, casi etéreas) acompañadas con ensalada verde ó tostaditas bien crocantes, con rodajas de berenjena y zuchinnia al horno y escamas de parmesano con ensalada de rúcula. De los principales probamos un mero al horno con remolachas, chauchas, zanahorias y morrones, delicioso, tambien unos penne rigatti salteados con tomate fresco y zuchinni... Puede si no, ser el de hoy: palometa asado sobre colchón de morrones, cebolla, papas al pimentón y rodajitas de tomate por encima... una delicia!

De la carta de postres : copa con frutas rojos $25, flan de coco $18 o manzana asada $22. El café es exquisito. Lógico, es nespresso.

Mi puntaje: 8,5

Este restaurante fue pionero en la zona de la Av. Caseros, casi parque Lezama. Es un pequeño restaurante con un estilo vintage, sencillo y casero. La cocina está compuesta por platos del paladar argentino con productos regionales como la pesca de río.
Primera opinión del lugar

Una de las joyitas de Avenida Caseros! Aunque esté un poco alejado de la zona más linda de San Telmo, vale la pena animarse a caminar un poco más para conocer este lugar (y los que lo rodean en esta misma avenida).

Caseros es un pequeño resto chic al estilo bodegón, con excelentes platos autor con foco en nuestra gastronomía argentina. Todo de blanco y con un ventanal que da directo a la cocina, comer en Caseros es una experiencia muy linda y muy gourmet!

Excelente la panera (con unas focaccias increíbles) y la provoleta de queso de cabra. Como plato principal recomiendo las pastas.
¿Conoces Caseros? ¡Escribe una opinión! ¡Da tu nota! Nota general
Mira las estrellas y después evalúa

Opinión
Para enviar fotos o rellena los campos adicionales, haz (no perderás lo que escribiste)