Canté Pri

nota 3.4 de 5 en 2 opiniones
| Ranking: 31º de 53 | Cafés


Dicas rápidas Ver todos los tips
Opinión destacada
avaliações recomendadas
   
Selecione uma nota
Compartilhar experiências reais é nosso objetivo. São filtradas resenhas spam, ofensivas, que não se refiram ao local ou que sejam/pareçam resultado de conflito de interesse.
Primera opinión del lugar

Un bar para chicos? con música agradable, luminoso, limpio y vacío de merchandising? No hay princesas, ni powers? hummm... Un espacio donde se los puede dejar libres, jugando y además comiendo rico sin que sea panchos o hamburguesas?Si! existe! y está en Palermo! Es una propuesta que ya tiene unos años en el mercado (solo que yo no necesitaba hacer uso de esas propuestas unos años atrás).

Un sitio alegre, con una vidriera bien grande, cerrado con llave para que los nenes no corran ningún tipo de peligro. Mesas anaranjadas, grandes y chiquitas, juegos en las paredes, muchos libritos...La atención es normal, las chicas hacen lo que pueden, claramente la prioridad es que sean pacientes con los niños, antes que profesionales gastronómicas, y está bien.

El menú está muy bien pensado, la vajilla es colorida y todo "tienta" como la picadita para chicos ($37) que es un bowl con papitas noisette, tomates cherry, huevitos de codorniz y croquetitas de pollo, todo redondito y divertido, vi a 4 bebés de alrededor de 1 año y medio chochos, sentaditos y comiendo solitos. Nosotras pedimos Milanesa de peceto con parmentier de zapallo y papa ($42) muy sabrosa. Bastones de pollo rebozados con cereales ($35) geniales, crocantes y divertidos de agarrar con la mano y un ensalada Canté Pri ($40) muy fresca, con variedad de hojas, cherrys, boconccini y frutos secos.

El pan debería mejorar... También pedimos una porción de chocotorta muy chica para los $24 que la cobran. De todos modos, como la estadía en el lugar es libre, la relación precio - calidad, cierra a las mil maravillas. Rico café a $12.Se pagan $20 por chico de derecho a juego y esto incluye un primer piso con colchonetas, sala blanda, hamacas de tela y almohadones gigantes. En las q aclaro, hay q acompañarlos pues no hay monitores.

Quizás el mayor mérito del lugar, es que los papás pueden tomarse un café tranquilos y charlar, mientras los chicos pululan en un espacio pensado para ellos. Ser chicos sintiendose grandes, siempre fue uno de los placeres de la infancia.Lo que no está bueno: en el baño no hay agua caliente y el de mujeres está al lado del patio, es muy frío y es el que tiene cambiador, con todos los inconvenientes que esto trae.

Mi puntaje: 8
¿Conoces Canté Pri? ¡Escribe una opinión! ¡Da tu nota! Nota general
Mira las estrellas y después evalúa

Opinión
Para enviar fotos o rellena los campos adicionales, haz (no perderás lo que escribiste)